Sin opinar: Reseña (anime): Fate/Zero

15/12/14

Reseña (anime): Fate/Zero


No sé si ya lo he mencionado en el blog, pero cualquier persona que me conozca sabe que tengo una particular debilidad por temas relacionados con la magia y/o la fantasía épica. Los menciono de forma tan abstracta porque esta debilidad está presente en varios medios, por así decirlo. Ya sean videojuegos, literatura, películas, series y hasta música. Y justo por esto, traigo esta reseña-recomendación de un anime al que (descaradamente) no le había querido dar la oportunidad, pero que tan pronto se la di, se ganó todos mis afectos, llegando a ser mi actual obsesión. (Merezco 100 latigazos, lo sé)

Sinopsis:

La Guerra del Santo Grial –Persiguiendo el poder del “Santo Grial” el cual es capaz de lograr un milagro, este es una prueba en la que siete magos invocar siete Espíritus Heroicos para competir en ella. En una batalla cuya conclusión fue pospuesta tres veces, ahora, la cuarta guerra ha comenzado nuevamente. Confiando en sus grandes deseos de victoria, los magos se han reunido en el campo de batalla llamado “Fuyuki”, pero entre ellos se encuentra un hombre que siempre ha estado solo y que nunca ha podido encontrar el significado en su lucha. Su nombre era Kotomine Kirei. Sin comprender la guía del destino, Kirei se encontraba perdido y seguía cuestionándose. ¿Por qué se le habían otorgado los Sellos de Comando a alguien así?. Sin embargo, el destino había cruzado el camino de conflictos con un némesis oportuno. Esta persona es – Emiya Kiritsugu. Un hombre que era más dedicado que ninguno, más despiadado que ninguno, y que buscaba el milagro del Santo Grial.

Mi opinión:


Lo primero que debo advertir de Fate/Zero es que no tiene tanta acción como se imaginan, y que únicamente el primer capítulo es de 40 minutos, así que no se dejen asustar por ello. Destaco especialmente lo primero, ya que aunque la historia sí tiene bastante acción, quizás no tenga tanto como se esperaba (o al menos yo esperaba, debido a los animes que me suelen gustar); claro que tampoco es que sea un drama puro y duro, pues no. Pero para poder decir que posee pura acción desenfrenada falta mucho. Por suerte esto no representa en absoluto un problema, Zero no trata de mostrarnos una desenfrenada y exageradamente guerra épica mundial por el Santo Grial, pero sí trata de mostrar un evento bastante realista, con personajes complejos y sólidos, cargado de sentimentalismo debido a la gran red de ideales e ilusiones que tejen los protagonistas detrás de esta guerra.

Los personajes resultan supremamente carismáticos y sólidos. De alguna macabra manera lograron hacer que la guerra por el grial sea una guerra de sentimientos e ideales, y no de poderes y puños. Por esto mismo estoy seguro que se encariñarán muy, muuuy pronto con varios de los personajes que podremos observar en pantalla, hasta el punto de que una vez acabada la serie les será imposible olvidarles. Tal como me sucedió a mí.

Quizás el único problema que puede tener la historia es que la trama no tiene grandes giros inesperados. O sea, sí los tiene, pero no gigantescos hasta el punto de hacernos estallar la cabeza. Sin embargo, esto no se torna grave, debido al gran ritmo que se posee la misma, y también gracias a los magníficos personajes que la desarrollan, ya que estos hacen que la historia no caiga en ningún momento.

En apartados más técnicos, Fate/Zero es una completa delicia. Visualmente tiene un estilo común, pero con pequeños toques que le hacen muy propio. El diseño de personajes es fantástico, tanto en los humanos (o magos, mejor dicho) como en los Servants; especialmente en estos últimos, sin excepción alguna, desde la valiente Saber hasta el enfermizo Caster. Mención especial al enigmático y diabólico Berserker. (¿Cómo no amarle, eh?)

La animación es excelente. Pese a que no tiene gigantescas escenas de acción épica, como he repetido previamente, las pocas escenas que posee están muy bien hechas, llevando muchas veces querer repetirlas debido a la alta calidad que muestran. Además, están acompañadas de una espectacular banda sonora, lo cual hace que la experiencia sea aún más rica.

Hay una canción en especial que nunca podré quitarme de la mente debido a la fuerte carga emocional que representa en la historia y a la perfecta sincronización que tiene en esta; suena por primera vez al final de un capítulo específico. No la menciono detalladamente porque sé que cualquier persona que vea o haya visto la serie sabrá de cuál hablo. Pero sin ninguna duda, es la mejor canción de toda la serie. Cerrando con grandeza unos de los capítulos más emblemáticos que podamos encontrar.

A pesar de tanto elogio soltado de mi parte hacia Fate/Zero, no es una serie que recomiende a todos. No porque no logre entretener al público en general, porque esto lo logra y de sobra. Pero si quieren un anime que enganche de verdad (como yo suelo buscar generalmente) y no tienen alguna debilidad por temas mágicos, o si quieren acción pura, no esperen mucho de Zero. Porque aquí la acción no es el ingrediente principal, sino solo una de las muchas consecuencias que presenta la Guerra del Santo Grial, la cual es tejida por las emociones y/o caprichos de los participantes.

Fate/Zero es un anime que con una historia interesante y personajes sólidos y complejos, logra meternos de lleno en un mundo en el que la guerra a muerte contra los demás es solo una consecuencia de la lucha interna de cada personaje. Todo esto narrado con un gran apartado visual y sonoro, que difícilmente dejará indiferente a quien lo vea.

Calificación: (Del 1 al 5)


No hay comentarios:

Publicar un comentario