Sin opinar: Reseña (anime): Monster

23/3/15

Reseña (anime): Monster


Hace más de dos meses que me aventuré con un anime que es considerado obra maestra por una cantidad de personas bastante considerable. Iniciarlo fue bastante complicado, principalmente porque desanimaba un poco al ser un anime largo; y por otro lado soy don superficialidad y la animación se me hacía muy siglo V. Finalmente el destino me quitó todos los “peros” que tenía y acabé devorando los 74 capítulos que tiene la serie en no más de dos semanas. Que sí, que soy un irresponsable por reseñarla 2 meses después de haberla visto, pero en este caso es muy justificado. Ya les explicaré el porqué.

Sinopsis:

La historia narra la vida de Tenma, un prometedor doctor que trabaja en un prestigioso hospital, que sin esperarlo se verá envuelto en numerosos y misteriosos crímenes.

Mi opinión:


Esta vez no voy a contar nada de la historia, o bueno, solo diré que el protagonista es el Dr. Tenma. Nada más. Ya he tomado la costumbre de contar un poco de la historia cuando reseño algo, pero aquí no podré; es un pecado que no estoy dispuesto a cometer. Y es que ver el anime sin saber absolutamente nada (o muy poco) de la historia es primordial para montarnos en la montaña rusa que nos prepara Monster. Porque, señoras y señores, no estamos ante un anime cualquiera, estamos ante EL anime.

Como siempre aclaro para este tipo de historias: No, el anime no tiene grandísimas escenas de acción que descresten al público. Y es que en vez de impactar con escenas de acción, Monster prefiere impactar con escenas cargadas de drama y suspenso. La historia va iniciando poco a poco, incluso a veces pensaremos “Uaaaa, qué cantidad de relleno” mientras esperas con paciencia ese momento que necesitas ver con urgencia o no tendrás paz mental, porque inicialmente los momentos de mayor tensión están separados entre sí por una considerable cantidad de episodios (aunque luego de cierto punto mantienes en tensión constante). Pero una vez has acabado la historia y recuerdas todo lo visto entiendes que nada es relleno, que ninguna escena sobra, que todo está perfectamente planeado para entregar una historia y unos personajes sumamente sólidos.

Y es que hasta los personajes son totalmente memorables. Desde el protagonista hasta esos personajes que solo aparecen un rato en los primeros capítulos. Han pasado meses y aún recuerdo con mucho cariño los personajes de un capítulo (el capítulo 9, por si se lo preguntan) que en su momento califiqué de relleno, pero que ahora viendo el bosque y no solo el árbol, catalogo como unos de mis personajes (y episodios, claro está) favoritos.

Visualmente, como he comentado previamente, no me llamó mucho… hasta que la historia reveló todas sus cartas. Increíblemente el estilo visual que tiene la serie no es mero capricho o gusto de los que están detrás de la historia, o al menos no lo veo así. Solo cuando entendemos la verdadera historia es que empezamos a apreciar la calidad visual. Porque créanme, cada capítulo me decía “¿Por qué lo hicieron de esta forma?” pero después de la mitad de la serie no podía dejar de decirme “¿Sería posible haber realizado tal historia con un estilo visual más común?” y la respuesta es sencilla: No. Monster no es un anime que haya pretendido ser una revolución visual en su época, sino un anime que buscaba usar todas las herramientas que podía tener a su favor para contar una historia con maestría. Por eso es que hoy defiendo a capa y espada el estilo visual que tiene, porque es ese estilo lo que permitió plasmar de manera tan fiel y realista la soledad, ansiedad, crueldad, locura, etc. que tiene la mente del ser humano. Claro que tiene cosas mejorables, pero es perfectamente pasable.

La música que nos acompaña durante la historia también es un deleite. Encaja perfectamente con cada escena que tengamos en pantalla. Como punto negativo, no parece haber un repertorio musical muy grande. O al menos yo noté mucha repetición de canciones, que aunque no me molestaba en absoluto, sí es algo bastante mejorable.

Un plus que encontramos al momento de querer ver Monster, es que está doblado al famoso “español de España”, perfecto para quien prefiera verlo en su propio idioma. Yo lo vi en el idioma original porque cualquier tipo de doblaje me produce mil enfermedades diferentes, pero he leído en varias webs que el doblaje es de buena calidad, entonces puede ser una opción bastante buena.

Ahora, la duda que falta por resolver es: ¿Por qué esperé tanto para reseñar? La respuesta está en todo lo que he hablado a favor de la serie. Reseñar algo nunca ha sido fácil, y menos si se intenta evitar spoilers, pero con Monster era más complicado, mucho más complicado. Cuando la acabé me dejó un sabor de boca tan bueno que no sabía si todo mi amor por esta era producido por algún gusto momentáneo o si era gusto real, de ese que dura años y años. Entonces decidí esperar unos meses hasta que mis emociones se aclararan un poco, porque no quería decir “¡OBRA MAESTRA!” a algo que quizá solo me gustó en el momento. Ustedes me entienden.

Al final, este anime resultó siendo mucho más de lo que esperaba. Con una historia compleja que revelará sus cartas poco a poco y unos personajes totalmente dignos de esta, Monster reclama sin ningún tipo de inconveniente ese puesto de “Obra maestra” que tantas personas le han otorgado. Son 74 capítulos que en conjunto logran rozar la perfección, y que sin duda quedarán guardados en nuestra memoria (y corazón) por mucho tiempo.

Calificación: (Del 1 al 5)



2 comentarios:

  1. Vaya suena estupendo, lo buscare y lo vere. gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá te guste tanto como a mí. Es exageradamente bueno.

      ¡Un saludo!

      Eliminar