Sin opinar: Reseña: Hot sur - Laura Restrepo

16/11/15

Reseña: Hot sur - Laura Restrepo


Laura Restrepo | Novela, Thriller | 2013

Ya mencionaba hace un tiempo en la reseña de Ciudades de papel que hay autores con los que me enamoro a primera lectura. John es uno de esos, hoy vengo a revelar otro nombre. Y es que no sé qué pasó, pero su pluma me atrapó por completo y no me quiso dejar ir nunca más. Es momento de revelar que Laura Restrepo y yo tenemos una relación lector-escritora bastante intensa, que página tras página solo logra mejorar, volviéndose la escritora Colombiana que más me ha gustado hasta la fecha.

Todo inició con Delirio, aquel premiado libro que llegó a mi vida por obras del Dios de las promociones. No pasaron muchas páginas de lectura para que me atrapara y me hiciera todo suyo. Se volvió mi fiel compañero de transporte público durante un par de días, y que puedo decir, cuando todo acabó fue muy doloroso. Pero el Dios de las promociones hizo su trabajo una vez más y me trajo el libro más reciente de aquella escritora que dio a luz al que fue el amor de mi vida por unos días, Hot sur, dándome la oportunidad de caer nuevamente en las redes de aquella escritora que nació para las letras.

Cuento todo esto para decir lo más importante a tener en cuenta con Hot Sur, y es que el libro está tremendamente bien escrito. Es impresionante la mejora que ha tenido el estilo narrativo de Laura, sobre todo porque no parecía que pudiera mejorar, pero lo hizo y ahora es un gran deleite perderse entre las oraciones que sus manos trajeron a este mundo.

Desde la primera página nos vemos envueltos en una historia que solo lograremos entender mucho después, porque aquí juegan al despiste con nosotros, pero de una forma honesta, nada de cartas sorpresa incoherentes sacadas debajo de la manga únicamente para buscar sorprender al lector. La historia sorprende, pero de forma sencilla y elegante, sin caer en esos trucos baratos. Porque si algo queda claro es que la historia parece a ver sido expulsada de tirón del cerebro de la autora. O al menos yo no he encontrado incoherencias argumentales que me permitan quitarme la imagen de gran planeadora que tengo de Laura. Si alguno cae en la cuenta de alguna, por favor avísenme, no me dejen en la ignorancia.

Todo va sobre el sueño americano; es una reflexión agridulce y melancólica sobre la exaltación e idealización que se tiene sobre ese generalizado sueño con el que tantos han terminado viviendo pesadillas, mientras que otros han alcanzado el propio paraiso. Sin necesidad de caer en los clichés que tanto abundan en la literatura colombiana, Restrepo nos cuenta una historia que poco a poco, y de forma silenciosa, se vuelve un gigantesco mar lleno de complejas críticas sociales y humanas.

No solo la historia resulta tremendamente sólida (a pesar de que haya un hecho que no se explica, pero tampoco es muy relevante entender el porqué del mismo), sino también los personajes, que perfectamente pueden salir del libro y tomar vida ante nuestros ojos, que es lo que pasa cuando los leemos. No puedo hablar de ellos porque eso sí sería hacer spoiler (y uno gordo), pero todos tienen una voz supremamente definida que hace imposible no generar odios u amores (sí, con Hot Sur nos volvemos de extremos). Y que haya pequeños detalles como el trato a las mascotas muestra los pequeños detalles que puso de sí misma en los personajes.

El libro en sí es un poco gordo, pero cada página es necesaria, ya sea para el desarrollo de la historia o de los personajes, absolutamente nada sobra.

Hot Sur se convierte en otra (muy) grata sorpresa que llega a mis manos por un golpe de suerte. Es con este libro que Laura Restrepo acaba de posicionarse entre mis escritoras favoritas, volviéndose desde ahora una imprescindible en mi biblioteca personal. Dentro de sus páginas hallaremos una historia un tanto enrevesada, salvaje y trágica, cruelmente trágica, que varias veces nos dará una dolorosa patada de realidad para recordarnos que allá afuera hay gente que no vive en esta perfecta burbuja en la que muchos pasamos nuestro día a día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada