Sin opinar: enero 2015

27/1/15

Reseña: El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo - J. R. R. Tolkien


Título original: The Lord of the Rings I. The Fellowship of the Ring
Autor: J. R. R. Tolkien
Género: Novela. Fantasía Épica.
Fecha de publicación: 1954
País: Reino Unido

Sinopsis:
En la adormecida e idílica Comarca, un joven hobbit recibe un encargo: custodiar el Anillo ünico y emprender el viaje para su destrucción en las grietas del destino. Acompañado por magos hombres, elfos y enanos, atravesará la Tierra Media y se internará en las sombras de Mordor, perseguido siempre por las huestes de Sauron, el Señor Oscuro, dispuesto a recuperar su creación para establecer el dominio definitivo del mal.





Mi opinión: (Sin spoilers)


Ha pasado ya tiempo desde que empecé a recorrer la Tierra Media. Luego del buen sabor de boca que me dejó El Hobbit, ¿cómo no atreverme a viajar de nuevo por aquel maravilloso continente de la mano de la obra maestra de Tolkien? Claramente iba a recorrer aquellas tierras de nuevo, pero increíblemente ahora el recorrido es muy diferente, y no me refiero a la ruta como tal, sino a lo que se siente esta vez conforme vas pasando página tras página. Si en El Hobbit sentías ese aire de agradable aventura de forma constante, aquí ese aire durará poco, ya que gracias a la pluma del autor sentiremos una gama tan amplia de sentimientos que se quebrarán en el momento más imprevisto para dar paso a nuevas sensaciones.

Esto es lo primero que notas cuando inicias el libro. Ya no es una aventura por ambición, ya no es un juego, ahora todo está en peligro, y tú logras sentir ese futuro tan oscuro que se aproxima sin ni siquiera saber el origen de este y mucho menos sus posibles consecuencias. Nuevamente la historia tarda lo suyo en iniciar, aunque esta vez las escenas previas al verdadero inicio son muy simpáticas y reirás un poco los Hobbits y sus costumbres.

Pero pasado este punto, la historia toma su verdadero color y empieza a tirarte toda la información que necesitas para iniciar la aventura. Con unas increíbles historias sobre el mundo en el que se desarrolla la historia, nos ponen al tanto de qué está pasando y qué es lo que va a pasar. En esta parte destaco de manera especial la imaginación de Tolkien, quien logra hilar con destreza las bases de una historia que engancha enormemente.

Durante todo el libro nos seguirán soltando detalles de todo el misterio de los anillos, a la par que recorremos cientos de kilómetros con un solo objetivo: Lograr destruir el Anillo Único. La sensación de peligro seguirá subiendo conforme vayamos haciendo la travesía con La Comunidad. Pero es solo en el final en donde todo nos explota en la cara, haciéndonos caer en la cuenta del poder de Mordor, del poder del Anillo, y del terrible peligro que se cierne sobre nuestros protagonistas. Como es una saga, es de esperar que nos corten en la mejor parte de la historia para luego continuarla en Las Dos Torres (click aquí para acceder a la reseña), sin embargo el libro en ningún momento se siente realmente introductorio como tanto suele pasar con otras sagas.

Es en realidad uno de los inicios más sinceros que podamos hallar en una saga literaria. Nos muestran desde un inicio casi todas las cartas importantes, y construyen un camino excesivamente completo para que el lector en ningún momento se sienta estafado con su lectura.

Mientras que la historia logra enganchar, los personajes no se quedan para nada atrás. No quiero extenderme mucho en esta parte porque sé que habrá muchos como yo que prefieren saber lo menos posible. Pero sin llegar a decir nombres ni relatar importancia de cada uno en la historia, todos son sólidos. Tienen muy bien definidas sus voces dentro de la historia, sus pensamientos y su misión. Aunque como no todo es perfecto, podemos notar que un poco más de profundidad psicológica en algunos no hubiera estado de más. Aunque no resulta tan grave, ya que esto pasa sobre todo en personajes que no deben cargar la historia en sus hombros.

De momento, La Comunidad del Anillo es uno de los inicios más sinceros y absolutamente sólidos que podamos encontrar para una saga. Con una atmósfera perfectamente conseguida, un ritmo en general enganchador, unos personajes bastante entrañables y una historia profunda y épica, Tolkien logra llevarnos en una increíble primera jornada a través de la Tierra Media, dando los momentos necesarios para respirar después de haber pasado escenas donde sufriremos tanto como los protagonistas en su inexorable misión.

Calificación: (Del 1 al 5)

20/1/15

Reseña (cine): Gone Girl (Perdida)

Click para expandir información de película Título original: Gone Girl
Año: 2014
Género: Thriller. Drama.
Duración: 149 min.
País: Estados Unidos
Director: David Fincher

En un caluroso día de verano, Amy y Nick se disponen a celebrar su quinto aniversario de bodas en North Carthage, a orillas del río Mississippi. Pero Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. A medida que la investigación policial avanza, las sospechas recaen sobre Nick a pesar de que él insiste en su inocencia. Es cierto que se muestra extrañamente evasivo y frío, ¿pero es un asesino?







Mi opinión: (Sin spoilers)


El año pasado fue bastante bueno, comparado con años anteriores, en donde he tenido la oportunidad de ver películas de una calidad más que notable. Pero no pensé que fuera justo acabando año el momento en el que vería la que es sin duda alguna una de las mejores películas de ese año, superando en creces a otras que parecían no tener competencia. (La vi hace cerca de un mes, pero hasta hace poco tuve el valor de reseñarla)

Cuando supe de Gone Girl, me preparé mentalmente para combatir las ganas de ver tráilers y/o leer el libro. El hecho de tener el equipo que tuvo en su realización y de las buenas reseñas sobre la historia que narra el libro me fueron suficiente para querer llegar lo más virgen al estreno. Quería disfrutar toda la película de la manera más fresca posible. Tristemente, el estreno en mi ciudad fue extremadamente limitado, y en aquel tiempo no tenía ni el dinero ni el tiempo para desplazarme hasta el único cine que la exhibía, pero solo hasta ahora pienso en todo lo que me perdí.

Gone girl inicia en una mañana que prometía ser más de lo mismo en la vida de Nick. Cuando este se ve forzado a regresar a casa debido a la llamada de un vecino, nota que su esposa ha desaparecido. Y es en este punto donde toda la grandeza empieza a mostrarse poco a poco.

Uno de los puntos más fuertes con los que cuenta el largometraje es lo bien construida que está la historia, logrando crear una extensa pero a la vez efímera montaña rusa sentimental. Las situaciones que presenciamos nos harán brotar sentimientos de una manera tan natural, y a veces hasta bipolar, que no tendremos ni un momento de paz emocional. Los giros argumentales que planea la obra nos darán varias bofetadas que nos harán entrar en estado de shock varias veces, hasta el punto de querer pausar la película para asimilar todo, aunque esto no resulta una opción viable para nosotros como espectadores, porque la constante curiosidad de saber qué pasará un segundo después nos mantendrá totalmente quietos en nuestra silla. Con el corazón a mil, preguntándonos “¿y ahora qué?”. La respuesta a esta constante pregunta es el segundo punto fuerte de la película. Aquí no sabes qué esperar realmente. Cuando crees que está próxima a acabar y que todo finalizará con la escena que estás viendo, llegan los guionistas y se sacan otra carta que llevaban bajo la manga para llevar la historia un paso más delante de lo que creías posible, dejándote nuevamente atontado por varios minutos, buscando cómo creer lo que estás viendo en pantalla mientras alabas interiormente a los guionistas.

Y es que aquí no hay grandes efectos especiales de mil millones de dólares (miento, si los hay, pero no son usados como parte de la historia; ni siquiera se notan en toda la película), ni visitas al inframundo (al menos no de forma literal) y mucho menos viajes en el tiempo de mutantes intentando salvar el futuro. Todo aquí es un fragmento de la macabra realidad en la que vivimos. Solo es la historia de un matrimonio perfecto, de un pueblo pequeño donde los rumores son tan rápidos como el viento, de una sociedad enferma. Sin olvidar a los brillantes toques de humor negro que posee la cinta, catapultando de una manera bastante enfermiza toda la historia a niveles que rozan la perfección.

Pero no todo es obra de los guionistas, es imposible dejar de lado a las personas que le dieron vida a los diferentes personajes. Este es el tercer punto fuerte del largometraje, y quizás el más indiscutible.

Vale que existan personas que no compartan el absoluto amor ciego que siento hacia la historia, pero no será válido escuchar a personas diciendo que el cast no fue adecuado, bajo ningún tipo de situación. Hasta la versión masculina de Kristen Stewart (no sé cuál es más inexpresivo), Ben Affleck, sorprende al encarnar con total soltura al personaje que sostiene casi todo el peso de la historia en sus hombros. Pero ojo, digo casi porque en realidad la verdadera estrella aquí es Pike. La señorita prácticamente se roba la pantalla, se la come sin dejarse una sola migaja. Tenerla en pantalla es un verdadero espectáculo, haga lo que haga, diga lo que diga. Es asombroso el resultado que consigue al momento de darle vida a un personaje con una gama tan extensa de emociones como lo es la Maravillosa Amy, siendo al final una de las protagonistas más memorables que el espectador tendrá el gusto de ver en el mundo del cine. El resto del reparto, para el cual no me extenderé, también funciona de maravilla. Desde la hermana inteligente que siempre quiere lo mejor para su familia, hasta la (no tan) bruta presentadora de TV que busca despedazar con su sangriento pico a cualquiera, solo para generar controversia.

La puesta en escena en general resulta supremamente sólida, con una fotografía impecable que logra transmitir la opresión de cada escena, mientras la banda sonora hace de ayudante secreta para potenciar estas sensaciones a niveles extremos.

Esta es la parte donde menciono algún “pero…” para contrarrestar tantas maravillas comentadas. Pero no encuentro ninguno. Es una obra tan absolutamente redonda que resulta imposible hallarle algún fallo digno de comentar. Tanto que en un par de días la veré nuevamente, porque es de esas películas que necesitan verse más de una vez para poder captar toda la belleza que posee.

Gone Girl es una película que ofrece mucho, mucho más de lo que promete a simple vista. Gracias a una historia brutal y unas interpretaciones que rozan la perfección, somos testigos de una de los mejores cintas que podamos hallar. Una obra maestra de dos horas y media que difícilmente dejará indiferente a quien la vea, llegando incluso a quedar en la memoria durante mucho tiempo. Una película que debe verse sí o sí.

Calificación: (Del 1 al 5): 

14/1/15

Reseña: El corazón de las tinieblas - Joseph Conrad


Título original: Heart of darkness
Autor: Joseph Conrad
Género: Novela corta.
Fecha de publicación: 1899
País: Reino Unido

Sinopsis:
El corazón de las tinieblas cuenta el viaje que Marlow hace a través del rió Congo en busca de Kurtz, el jefe de una explotación de marfil que al parecer ha cruzado la linea de sombra que separa el bien del mal y se ha entregado con placer a las más terribles atrocidades. Reflejo de las desastrosas consecuencias del imperialismo y de las posibilidades del mal. El corazón de las tinieblas se ha leído a veces como un texto casi profético de los horrores del siglo XX.





Mi opinión: (Sin spoilers)


Los libros más difíciles de leer son los clásicos. No porque tenga un lenguaje no habitual, sino porque desde un inicio la pregunta “¿Merecerá el título de clásico?” se acentúa en nuestras mentes, aumentando la expectativa de forma significativa. Esto me pasó en especial con este libro. Lo conocí hace 3 años cuando estaba cursando mi último año de colegio, cuando unas compañeras hablaron sobre él en clase (a veces prestaba atención), la historia me llamó tanto la atención que el título quedó automáticamente grabado en mí. Y durante mucho tiempo quise leerlo pero no me animaba (por motivos que no entiendo) aumentando cada vez más y más la expectativa. Hasta que por fin, pude saber si toda la expectativa era justificada o si puse mi fe ciega en un libro que no lo merecía.

El corazón de las tinieblas” es un título bastante llamador. Oculta tanto, de manera tan explícita qué es difícil definir por qué resulta tan atrapante, volviéndose la primera señal de que estamos ante un título de enorme calidad e interés.

Una vez nos adentramos en las páginas, nos convertimos en Charlie Marlow, un duro marinero que empezará a relatar a sus compañeros la travesía que realizó hace un par de años por el río Congo. Buscando a Kurtz, un hombre inquietante que gracias al poder que posee lidera y explota la zona en la que está, con el fin de extraer marfil.

Pero no, la historia no se enfoca específicamente en el viaje. Lo relevante aquí es la psicología de los personajes. Sobre todo de Marlow, ya que conoceremos la historia a través de sus ojos. Poco a poco vamos entendiendo al marinero, nos vamos metiéndose en su piel, entendiendo sus más oscuros deseos de una manera espectacular. El autor nos da un protagonista tan bien construido que nos permite meternos en sus zapatos de una forma impecable. De los demás personajes importantes no hablaré porque quiero que sea una sorpresa para el lector; pero estos también están perfectamente construidos, sin llegar a resultar planos en ningún momento.

Mencionó a los personajes en vez de la historia porque aquí la historia es solo la consecuencia de la mente de los personajes. No viceversa. Y es esto lo que resulta más interesante de todo. No estamos ante una trama que se narre a través de sus personajes; son los personajes quienes nos narran su historia. Son ellos quienes le dan sentido a todos los sucesos que leeremos, todo para culminar en un punto donde el paisaje está conformado por las partes más oscuras del alma del ser humano.

El corazón de las tinieblas logra como novela corta dejar una fuerte marca en casi cualquier persona que lo lea. Gracias a sus inolvidables personajes, a una historia que derrocha complejidad emocional y a un ritmo lento pero seguro, la popular obra de Joseph Conrad se posiciona como una de las lecturas más placenteras que alguien pueda tener. Una obra maestra.


Calificación: (Del 1 al 5)

10/1/15

Reseña (cine): As Above, So Below

Click para expandir información de película Título original: As Above, So Below
Año: 2014
Género: Thriller. Terror.
Duración: 102 min.
País: Estados Unidos
Director: John Erick Dowdle.

Bajo las calles de París, miles de retorcidas catacumbas son el hogar de incontables almas. Cuando un grupo de exploradores se aventura en medio de un desconocido laberinto de huesos, descubren el secreto que ésta ciudad de la muerte oculta. Así En La Tierra Como En El Infierno, es un viaje entre el terror y la locura, que llega hasta lo más profundo de la psicología humana, revelando los demonios personales que vuelven para cazarnos a todos.






Mi opinión: (Sin spoilers)


Una de las decisiones más difíciles que conozco es la que debes tomar cuando tienes deseos de ver una película de terror. Este género que cada vez cae a niveles cada vez más bajos (parece que siempre hay una película que consigue descubrir niveles más bajos de los que parecía posible) nos pone a pensar durante horas y horas qué ver, basándose en trailers (que terminan siendo mejor que la propia película) y en reseñas de personas que no dejan de buscar cualquier excusa para meter absurdas comparaciones con los clásicos ochenteros del terror, argumentando vacíamente que todo lo pasado fue mejor porque sí.

Pero en este caso específico las comparaciones son aún peores debido a los diversos temas que toca la película y al tipo de subgénero al que pertenece. Aun así, con sus mil críticas en su contra, decidí verla, porque el tráiler que me metió tanto susto hace un par de meses en el cine no podía promocionar una película tan mala como decían, ¿no?

Pues no. No es tan mala como decían. De hecho hasta me gustó.

Cuando iniciamos la película notamos inmediatamente que tardará su buen rato en iniciar, o en crear el ambiente adecuado para lo que pretende mostrar la historia. Aunque la secuencia inicial es bastante, bastante buena, la historia que deseamos ver tarda cerca de una hora en iniciar. Mientras tanto tenemos hilos introductorios al más típico estilo Dan Brown (el autor del Código Da Vinci). Que si hay un túnel secreto, que está escondido porque así lo planearon, que es una conspiración, que el papá no estaba loco y lo iba a probar, que secretos milenarios, que esto y lo otro. En fin, por momentos hasta esperaba la aparición de Robert Langdon. Pero si te gustó El código Da Vinci, esto no te aburrirá en absoluto, así que de mi parte no habrá queja alguna.

Una vez entramos en calor a lo que de verdad nos interesa, lo primero que notamos es lo particularmente bien ambientada la historia. La sensación de claustrofobia y desorientación allá abajo resulta sobrecogedora, hasta al punto de volverse el punto fuerte de la película. Además hay pequeños momentos bastante interesantes que nos harán mantener el interés cuando este empieza a decaer de forma drástica durante el transcurso de la película. Mención especial al coro satanista. (No es spoiler, calma)

Luego notamos que la historia es como un libro de Dan Brown (en realidad toda la película conserva un toque de este sobrevalorado autor) pero mucho más oscura. Lástima que hay momentos en donde esta no se logra sostener y hace que perdamos interés.

Los actores aunque no resaltan, son adecuados. y ya. No hay nada en especial que decir de estos. Excepto que por fin (por fiiiin) la protagonista de una película de terror no resulta siendo una completa estúpida a la que deben proteger porque no es capaz de hacer nada ella misma. Aquí tenemos a doña independencia que no titubeará ni un segundo a la hora de tomar decisiones que le ayuden a sobrevivir. Los demás personajes no tienen nada en especial.

La pregunta del millón es: ¿Logra asustar de verdad? Pues... la respuesta es sí y no. Sí porque es la primera película de terror que me hace gritar de verdad. Y no porque solo hay dos sustos buenos, entonces... para una película que se plantea ser del género terror es bastante preocupante que apenas logre asustar dos veces. Pero si tenemos en cuenta las películas que últimamente inundan el género... al menos logra asustar, por mínimo que sea el susto para algunos, lo logra, a diferencia de muchas que se quedan en un quiero y no puedo.

En definitiva, As Above, So Below se queda muy lejos de lo que el trailer prometía, pero es una película perfecta para ver cuando no hay más o cuando se está con amigos. Con un estilo aventurero, unos decorados bastante claustrofóbicos y una historia diabólica (ya verán por qué) esta película logra entretener lo suficiente, siendo una pequeña (muy pequeña) luz para género que parece no dar más de sí.

Calificación: (Del 1 al 5): 


4/1/15

Reseña: La máquina del tiempo (The Time Machine) - H. G. Wells


Título original: The Time Machine: An Invention
Autor: H. G. Wells
Género: Novela. Ciencia ficción.
Fecha de publicación: 1895
País: Reino Unido

Sinopsis:
Obra que se halla en los inicios de la novela de ciencia-ficción, La máquina del tiempo (1895) sigue conservando el mismo poder de fascinación y vigor narrativo que le valieron el éxito inmediato en el momento de su publicación. Afortunada síntesis de los conocimientos científicos del autor, del maquinismo que hacía furor en la época y de la visión escéptica de H.G. Wells (1866-1946) respecto al rumbo tomado por la sociedad que le tocó vivir, el relato ­un clásico­ describe un futuro inquietante en el que dos razas semibestiales, los eloi y los morlock, comparten en una peculiar simbiosis un planeta extraño y desolado sobre el que se han cernido catástrofes y transformaciones, pero en el que brilla aún, como tenue esperanza, un hálito de humanidad.



Mi opinión: (Sin spoilers)


Este libro cayó en mis manos por mera casualidad de la vida. Lo había escuchado mucho (¿cómo no hacerlo?) pero nunca había tenido deseos de leerlo. Tampoco es que dijera “Nunca lo leeré”. Solo me daba igual. Sabía que debía leer algo de Wells pero no más. Entonces una noche cualquiera dicho libro se me presenta en un almacén de cadena a un precio razonable y con una portada bastante bonita (no, no es la que adorna este post), así que, ¿por qué no comprarlo? (Además es de una colección llamada Cara-Cruz, en la que los libros por un lado tienen la historia común, y al voltearlo encontramos algún anexo relacionado con esta o con el autor. En este caso trae la biografía del autor, un plus que no buscaba pero que agradezco)

No sé cómo opinar de este libro sin herir fanáticos. Seré claro: Wells no es buen escritor. No me gusta la forma como narra, no me gusta su estilo, no me ha gustado nada su forma de contar aquellas magníficas ideas que poseía.

Con La Máquina del Tiempo me quedó claro que Wells no es un autor que yo pueda amar ciegamente, y aquel pensamiento se acentuó cuando leí La Guerra de los Mundos (pronto reseña). Aun así, si olvidó todos los horrores que me costó leerle y recuerdo únicamente las historias que su magnífica imaginación creó, puedo llenarle infinitamente de elogios. Porque claramente este hombre de escritor poco, pero de pensador y creador mucho.

En La Máquina del tiempo nos introducimos en un relato bastante corto. Todo gira alrededor de un Viajero del tiempo (nunca se revela el nombre) el cual narra a sus amigos las extraordinarias aventuras que tuvo gracias a su invento. Aquí nos encontramos ante un relato con toques políticos y filosóficos que se ocultan con gran perfección (para revelarse únicamente cuando sea conveniente) en una historia que a pesar de su duración tendrá momentos y diálogos brillantes, alargando de gran manera la duración y el impacto de esta, debido a las distintas pausas que nos veremos obligados a hacer en momentos determinados para poder asimilar del todo la grandeza de las ideas que Wells insertó en la historia.

Esta sensación de necesitar pensar todo lo leído se extenderá durante toda la historia e incluso seguirá presente una vez hayamos acabado la lectura, dejándonos muy posiblemente con ganas de releerlo en un futuro o simplemente de sentarse a pensar exhaustivamente todo lo leído para armar un rompecabezas mental con todas las piezas que el autor nos regaló.

Está narrado con un lenguaje bastante simple para casi cualquier persona que ya haya leído algún que otro clásico, mientras que para quienes sean nuevos en este hábito o simplemente nuevos en la lectura de libros clásicos, se les podría dificultar un poco la lectura. No es en absoluto grave. Pero sí notarán cómo el ritmo de lectura decae un poco en comparación con lo que suelen leer.

Afortunadamente los personajes son bastantes sólidos (uno que otro resulta muy plano, pero ninguno tiene peso relevante en la historia entonces no lo cuento) acentuando el aire de realismo que posee la historia (que ningún momento se intenta pasar a la fantasía), hecho que sumado a los grandes escenarios que recorreremos y las distintas situaciones que presenciaremos, nos darán una novela bastante redonda con la cual disfrutaremos bastante. (Excepto quizá, si se les dificulta soportar el estilo narrativo, como dije previamente)

Es una de las mejores historias que he conocido hasta el momento. Y hasta el momento es de las que más impacto han tenido en mí (casi al nivel de 1984), logrando darme una nueva perspectiva de los temas que Wells trata. E incluso volviéndose de manera casi que instantánea en un libro a repetir en un futuro próximo, cosa que (muy) rara vez me planteo hacer.

Calificación: (Del 1 al 5)